Soy Alejandra y tejo…

tejiendo América

Consciente de los cambios  sociales en  Latinoamérica y la constante negación de sus culturas ancestrales, situación que se viene dando desde la creación de los estados nacionales que ha derivado en el concepto moderno de desarrollo con visión occidental, basado en la búsqueda del poder económico y cultural, lo que definitivamente ha incidido en el irrespeto a la Pachamama, a Ixmucané a Ixchel, a la Tierra como planeta y a la mujer, su alter ego en condición de género, de abundancia, de fertilidad, de fuente de vida y generadora  de diversidad. Considero que mi papel como artista es participar en la creación de la consciencia necesaria para fomentar la responsabilidad que a todos nos toca asumir en el descubrimiento de nuestro poder patrimonial, así como en el empoderamiento de género.

Como artista conceptual que utiliza el tejido como soporte, leal a la  herencia artística textil de nuestro continente y de las mujeres que le habitan y le han habitado, privilegiando la lana de alpaca mezclada con fibras naturales, sintéticas, implantes mamarios, madonnas de la leche o mazorcas de maíz, que urdo con técnicas múltiples para representar mis propuestas, me baso en el tejido de aguja doméstico tradicional con el fin de legitimar lo cotidiano y lo ancestral en un lenguaje afín a nuestra hibridación cultural.

Anuncios
6 comentarios

6 pensamientos en “Soy Alejandra y tejo…

  1. Hola, “la anulación de sus culturas ancestrales? No te parece increiblemente atrevida esa afirmación, creo más bien que este proceso de “modernización ” como llamas esta permitiendo en algunos casos (Bolivia) poner sobre el tapete las culturas o la cultura y reinvindicar más a las culturas “ancestrales” de las que hablas. De todos modos creo que debemos partir del principio de que la cultura es dinámica, por lo tanto cambiante, no anulable. O la cultura es algo petreo?

    • En Bolivia particularmente, sí se está planteando políticamente ése proceso de reconocimiento, después de muchos años de anulación de unos a otros, por cuántos años y con que fin, aún no sabemos.
      Ahora que si se está dando el reconocimiento cultural, sus indígenas no se eximen del ¨atractivo¨ de la globalización, sino démonos una vuelta por sus mercados o puestos callejeros.

  2. La cultura no es pétrea, es imposible que sea así. Pero es innegable el “ninguneo” que la cultura dominante de Occidente, ha mantenido como regla acerca de las culturas ancestrales (mucamas, jardineros,choferes), se diga lo que se diga desde la parte “políticamente correcta” de la cultura del espectáculo, a lo Disney y no a lo Debord. Y es que ya “nos sentimos muy salsas” porque se considera que darles su lugar es dejarles “vivir nuestra vida”. Aquí cabe muy bien la anécdota de una amiga guatemalteca, psicóloga ella, muy reconocida, que oyendo a su hermana expresarse sobre unos indígenas que habían encontrado, le dice: -Fulanita, ¡cómo sos de racista!- a lo que ella, impertérrita le respondió: -¿Racista yo? pero si a mí “los inditos” me encantan en sus ranchitos, con sus trajes y sus bailes, ¡lo que no soporto es que se quieran parecer a nosotros!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s